domingo, 20 de julio de 2008

VISITAS DE VERANO

Cómo pasa el tiempo. hace dos días estabamos como locos con el lio de final de curso, viajes, fiestas, papeleo,..... deseando que llegue julio. Por fin VACACIONES y sin darnos cuenta y sin hacer ni un tercio de lo programado, se nos ha escapado casi una veintena de julio.


Y como cada año por estas fechas empiezan a llegar las visitas, unas esperadas y otras... por sorpresa. A las que hoy me refiero, son asiduas. A saber:





Vienen cada año por estas fechas.



Les gusta el calorcito.



Suelen dejarse ver sobre todo por las tardes.



No se les entiende muy bien, pero no paran de hablar.



Sus casas son bastante curiosas, interesantes.



Hay por todas partes, pero les gusta estar cerca de la gente del pueblo.




Sus vestidos son elegantes y se mueven con agilidad.



Algunos piensan que son “guarretes” pues cuando frecuentan un sitio lo dejan bastante sucio.




A mí la verdad, no me desagradan. Y me encanta hacerles fotos, cuando se dejan claro.




Normalmente van en grupo y se organizan perfectamente, aunque parezca que van a su aire.






Ya sabeis de quien se trata verdad?





Pues claro,





LAS GOLONDRINAS


video

martes, 15 de julio de 2008

AEROGENERADORES... A TROZOS


A que vistos a lo lejos, esos magestuosos "molinos" parecen grandes?. Sí pero os aseguro que de cerca parecen mucho más impresionantes.

Os enseño algunas fotos de cuando los estaban montando, ¡...a trozos!.



(Super grúa) Esto parece cosa de extraterrestres, solo la bomba de uno de los apoyos es más grande que una persona.




"cabeza", donde se acoplan las aspas, es tan grande como un autobús.


Yo no soy muy grande , pero es que al lado de esto parezco una mosca.


martes, 8 de julio de 2008

SI “EL QUIJOTE” LEVANTARA LA CABEZA…….


En un lugar de Andalucía, de cuyo nombre pocos saben…..

Este podría ser el inicio de una novela cervantina ambientada en Charches, uno de los pueblos más pequeños y olvidados de la Granada rural, amén de los más altos de toda España (dato conocido por pocos). Donde la vida, desde tiempos inmemoriales, ha pasado lenta, sin prisas, con la tranquilidad del “mañana será otro día”.


(Sierra Nevada al fondo)


Perfectamente orientado hacia el sur y una ubicación en la ladera del cerro lo hacen poseedor de magníficas vistas, tiene bajo su dominio visual la inmensa llanura del Marquesado del Zenete y Sierra Nevada al fondo. Este era su magnífico paisaje, hasta que… la modernidad, la necesidad de buscar nuevas formas de energía renovables, nos han implantado unas vistas más propias de “Quijotes” según el decir de los vecinos: “¿pa qué queremos tantos molinos? si El Quijote levantara la cabeza, cambiaba la mancha por Charches”. Y no es que en Charches no haya quijotes, que los hay y seguramente los ha habido toda la vida. Y es que, todo aquello que tiene aspas y además impulsadas por el viento, "un molino ha de ser".

(Vista sin molinos)


(Vista con molinos)

(He procurado que la imagen este tomada desde el mismo sitio, aunque en una se usa más el zoom)


Ahora el llano está cuajado de aerogeneradores, imprescindibles en los tiempos modernos
¡¡¡Aerogeneradores!!!!, que nombre tan largo pudiendo simplificar con ¡molinos!.

Han sido muchos los detractores, y simplemente por el impacto visual, por la molestia de los camiones en la carretera… quizá porque, a pesar de la cercanía a Charches no ocupan terrenos del municipio, sino que pertenecen a la Calahorra, porque ¿están molestos los charcheros por pertenecer a un Parque Natural en el que no se pueden instalar y no se benefician económicamente?, qué se yo…..

Pero, pongamos algunas notas a favor, y es que la contaminación es tan solo el impacto visual y el terreno que rodea el escaso perímetro de la base, el resto de terreno sigue siendo cultivable, el consumo de agua es escaso y eso es una gran ventaja en una zona casi desértica como ésta. ¡Cuidemos un bien tan escaso!.
( CON o SIN molinos, ¡Qué magnífica vista! esto es un privilegio)


Pero no solo eso, también hay montones de placas fotovoltaicas por doquier y, el impacto visual no es más agradabe, y el consumo de agua es mucho mayor… y… por si fuera poco ¡UNA CEMENTERA!, ¡que horror! Pero eso… será motivo de reflexión para otro día.